Nuestra Casa

En 1956 mi padre, René Hurtado, decidió instalarse con esta casa. Durante tres generaciones llevamos aquí nuestra vida familiar, hasta que en 2007 junto a mi hija Claudia decidimos emprender el B&B Cariño Porteño. No se trata de un alojamiento cualquiera; estamos seguras de preservar ese ambiente especial con el que María, mi madre, atraía a decenas de invitados “como si la casa tuviera miel”, según aseguraban alegremente en aquellas reuniones sociales. De aquella época quedó el piano, la amplitud de espacios, pero por sobre todo el espíritu acogedor para con quien llegaba a compartir nuestro entorno.

 La casa se ubica en calle Rosa Riquelme, cerro Placeres. Es un sector ubicado entre Valparaíso y Viña del Mar, a solo 5 minutos en auto hacia ambas ciudades. Cuenta con fluidos accesos por medio de buses, colectivos y (bajando hacia Avenida España) a la estación Portales del Metro. Además, estamos ubicados a tres cuadras de la Universidad Técnica Federico Santa María y a cinco de la Universidad Tecnológica INACAP.

 A pie, nuestros visitantes pueden acceder a una buena cantidad de opciones gastronómicas: el centenario restaurante El Parrón (carnes), Portofino, Doña Tatito, Los Compadres y Caleta Portales (pescados y mariscos) o los populares locales de la caleta, como el Casino de Pescadores. También en las cercanías se encuentra Paseo Weelwright, vía peatonal y costera de dos kilómetros de largo que conecta con Muelle Barón, ofreciendo bellas panorámicas tanto del cerro como del borde costero.